×
Hola es Lola en Facebook Hola es Lola en Twitter Hola es Lola en Youtube

+ de...

¿Un amante?

Un tema tabú, a pesar de que en la sombra casi todas conocemos historias protagonizadas por nuestras vecinas, amigas, compañeras de trabajo o incluso nosotras mismas.

 

Y es que en esta sociedad que un hombre tenga una amante es mal visto, pero que una mujer tenga uno y la descubran ¡ES EL APOCALIPSIS!

 

Todo tiene una explicación en esta vida y por algo el índice de infidelidad femenina, es muy alto también. ¿Qué está sucediendo?

 

Me puse a leer el libro de la reconocida sexóloga Alessandra Rampolla: “Juntos y revueltos, ¿para siempre?” y la autora nos dice 12 motivos por los cuales podemos llegar a ser infieles:

1. Para escapar de los problemas: una relación estable y larga puede traer consigo muchas responsabilidades y obligaciones. Cuando las obligaciones se vuelven abrumadoras y nuestra pareja nos las recuerda, buscamos ¡evadir! Y encontrar un escape.

2. Por aburrimiento: cuando la relación afectiva y sexual se convierte en monotonía, no es raro que se vea hacia otro lado.

3. Porque estamos desencontrados sexualmente: esto suele suceder y si no buscamos la forma de salir de esa cama fría, un tercero entrará a calentarla.

4. Porque nos sentimos desatendidas: esta la principal causa de infidelidad femenina. Las mujeres que dejan de sentirse deseadas, acompañadas y queridas es probable que le pongan atención a quien sí las halague.

5. Porque ya no nos sentimos compatibles: hay momentos en la relación en la que podemos sentir que ya no tenemos nada en común, que los motivos por los cuales nos unimos a esa persona ya no existen.

6. Porque nos enamoramos de otro: si no nos sentimos plenas en nuestra relación y aparece alguien que nos hace volver a sentir emoción, es probable que sucumbamos.

7. Para evitar el divorcio: hay personas que ya sea por una situación económica, el qué dirán o por sus hijos, no considera la opción del divorcio. Así que se consuela con un amante.

8. Para sostener la actual pareja: hay parejas que ya no son felices ni emocional ni sexualmente y al encontrar un amante, la felicidad retorna momentáneamente y funciona para los tres. Muchas veces la pareja lo sabe y se hace de la vista gorda.

9. Para aumentar nuestro ego: si estamos pasando por una etapa difícil de autoestima, nada nos hará mejor que las palabras aduladoras de un amante. Claro está que podría resultar peor la medicina que la enfermedad.

10. Por la crisis de la mediana edad: en estas crisis se suelen cometer errores que cuestan muy caro.

11. Por venganza: “si él lo hizo, yo lo hago”: La venganza definitivamente no funciona para sentirse mejor ante un caso de engaño, lo único que se logra es aumentar el dolor. Bien lo relata Alejandra Guzmán en “Hacer el amor con otro”.

12. Por adicción sexual: los adictos sexuales existen y no son agradables como nos podría parecer. Son personas que pierden su trabajo, sus amigos y sobre todo sus matrimonios ya que no suelen tener límite y perjudican todo a su alrededor.

Según María Isabel Sánchez, periodista y autora del libro Las infieles, no hay un tipo de mujer en especial propensa a cometer infidelidad. Cualquiera podría ser infiel, desde la típica ‘come hombres’ hasta la más tímida de las mujeres.

Si alguna vez has tenido un amante conocés de sobra las ventajas momentáneas que esta relación trae, como:

1. La emoción de verse a escondidas con esa persona. De encontrarse en ese sitio secreto que es solo de los dos.

2. Tener un secreto excitante, te puede hacer sentir traviesa.

3. Volvés a sentirte deseada, querida y anhelada.

4. Cada día es una montaña rusa de emociones.

 

Pero como dije anteriormente, son ventajas momentáneas que se pueden ver cambiadas por situaciones absolutamente negativas como:

– Te acostumbrás a mentir pero en una de esas te pueden descubrir y perder desde el trabajo, el matrimonio y hasta el respeto de tu familia.

– Es complicado. Sí, es muy complicado tener la cabeza en dos lugares al mismo tiempo.

– Te podés enamorar y él no de ti. Por consiguiente un infierno mental que tendrás que vivir sola.

– Si hacés de tu amante tu pareja, la desconfianza será el pan de cada día.

Puede sonar atractivo, divertido y excitante tener un amante. En ocasiones se tiene como una forma desesperada de volver a sentirse viva. El problema viene después, con la culpa.

Los estudios indican que los hombres pueden tener una amante y no acabar con su matrimonio. En el caso de las mujeres, un amante suele ser el fin de un matrimonio.

 

El libro de  Alessandra Rampolla está a la venta en la Librería Internacional.

 

 

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

“Lady Looks” una oportunidad de trabajo

Todas tenemos una amiga que vende ropa, que nos antoja y salva cuando llega con su maleta llena de bellezas para estrenar. Yahaira Torres no tiene una amiga que vende ropa ¡¡TIENE MUCHAS!! ya que ella es la que les trae de Estados Unidos, toda esa ropa que luego ellas llevan hasta nuestras casas y... ver más...

¿Cómo tener un casillero gratis en Miami?

La verdad es que comprar por internet tiene muchísimas ventajas. Se ahorra tiempo, se encuentran productos distintos, se accesa a las rebajas de otras partes del mundo. Digamos que ya con solo eso de poder comprar en los grandes descuentos de otras partes del mundo ¡ME GANARON!   Hay varias empre... ver más...

Secciones