Trabajar y estudiar a la vez ¡Sí se puede!

Trabajar y estudiar a la vez ¡Sí se puede!

Hay épocas más duras en la vida que otras y sin duda la de trabajar y estudiar a la vez ¡es como para volverse loca! Luego se viene ser mamá y trabajadora, y algunas ¡hasta son las tres cosas a la vez! ¡OH POR DIOS! ¿cómo podemos con tanto?

Bueno, pues muchas veces NO podemos con tanto y por eso es que nos enfermamos, deprimimos o acabamos mal en algunas de las múltiples  labores. Lo mejor es ser sinceras con nosotras mismas y ver qué tanto estamos dispuestas a sacrificar con ese estilo de vida.

PUBLICIDAD

Acá te voy a dar 5 tips que te pueden ayudar, si estás en esa época de trabajar y estudiar a la vez:

  1. No matriculés más materias de la cuenta

Es normal que cuando estemos planeando nuestro futuro y antes de que empiecen las clases y el esfuerzo en serio, nos sintamos con las ganas de matricular más materias de las que en realidad vamos a poder llevar.

Así que alto! Pensemos muy bien si de verdad vamos a poder con todo lo que estamos planeando.

Es mejor ir un poco más despacio, pero asegurándonos de dar a basto con todo, que terminar perdiendo tiempo, dinero y sintiéndonos frustrados.

  1. Hacete un horario

Cuando hablamos de un horario, estamos hablando de un horario de vida!

No solo tenemos que considerar el tiempo que nos va a tomar la clase que estamos matriculando, sino también el tiempo que nos llevará desplazarnos del trabajo a la universidad y luego de la universidad a la casa.

Igualmente tenemos que considerar espacios para relajarnos y para dormir un mínimo de horas que nos permitan funcionar bien durante el día.

Tenemos que considerar también tiempo para hacer deporte, para compartir con la familia, para estudiar y para hacer trabajos que requieran de reunirse con otros compañeros y desplazarse a algún sitio.

Suena a que no se puede, pero sí se puede!

Si no lo crees, solo pensá en esas mamás, trabajadoras y jefas de hogar que lo han logrado.

3.  No faltés a clases

Es importante que no faltés a ninguna clase. La continuidad y la constancia en esto es clave para no perder el ritmo ni el impulso. Además la mayoría de las universidades después de cierto número de ausencias dan el curso por perdido y no estamos para estar botando ni plata, ni tiempo!!

4.  Llevá la materia al día

No basta con ir a todas las clases y presentar trabajos, es indispensable que cada semana repasemos y estudiemos lo que vimos en clase. Esto nos ayuda a digerir mejor la materia porque la tenemos fresca y al entender mejor realmente aprendemos sin tener que memorizar.

Un buen tip es compartir notas con otros compañeros y conversar con ellos sobre lo que cada uno está entendiendo para complementar lo que nosotros estamos captando.

5.  Informá en el trabajo y en la universidad que estás en ambas actividades

Lo  mejor que podés hacer es informar en el trabajo que vas a empezar a estudiar y comentarle a tus profesores en la universidad que sos trabajadora, no con el afán de que faltés a ninguno de los dos de manera deliberada, sino para que cuando realmente hay una situación que se te sale de control, podás comentarla y justificarla con “conocimiento de causa” por ambas parte.

 

Es súper satisfactorio saber que uno puede con todo, pero no a costa de nuestra salud mental. Así que vamos, hagamos todo lo posible, pero con medida y orden para no morir en el camino.


AÚN MÁS BELLA ¡PELÍCULA IMPERDIBLE!

AÚN MÁS BELLA ¡PELÍCULA IMPERDIBLE!

¿Quién es Abel Pintos?

¿Quién es Abel Pintos?

Los comentarios que amamos las mujeres

Los comentarios que amamos las mujeres

¿Sabés qué es y cómo se usa el Agua Micelar?

¿Sabés qué es y cómo se usa el Agua Micelar?

¡Johanna Solano vuelve a ganar la Gala de DWTSCR!

¡Johanna Solano vuelve a ganar la Gala de DWTSCR!

¡Miradores para disfrutar del romance!

¡Miradores para disfrutar del romance!

13 curiosidades de Jencarlos Canela

13 curiosidades de Jencarlos Canela

¡ARRANCAN LOS DOMINGOS DE DANCING!

¡ARRANCAN LOS DOMINGOS DE DANCING!