Esa condenada zona de confort

Esa condenada zona de confort

Tengo un tío que estuvo 30 años el mismo trabajo. Cuando digo el mismo, ¡ES EL MISMO! nunca se cambió ni de departamento, el hizo lo mismo por 30 años. Yo solo de pensarlo me dan ñañaras.

¿Por qué será que nunca intentó ascender? ¿Por qué será que nunca se cansó?

PUBLICIDAD

También hay gente que vive con su pareja por los siglos de los siglos, insatisfechos, tristes, deseando salir de ahí.

¿Por qué nunca se separaron? ¿Por qué ninguno tomó la decisión de irse?

Bueno, pues porque muchas veces andamos en automático por la vida, temerosos de todo, prefiriendo seguir estando en la zona de confort en la que vivimos, aunque no sea buena.

Es como decir, prefiero esto que ya tengo dominado, a jugármela y ver que pasa.

En psicología la zona de confort se refiere a un estado mental donde la persona utiliza conductas de evitación del miedo y la ansiedad en su vida diaria, utilizando un comportamiento rutinario para conseguir un rendimiento constante sin asumir ningún riesgo, es decir, con el “piloto automático”.

Veamos algunos ejemplos de zona de confort:

-Queremos estar mejor económicamente, pero no hacemos nada para aumentar los ingresos. Soñamos con tener más dinero, pero no pasamos de solo imaginarlo.

-Quisiéramos tener el valor para terminar esa relación de pareja que no nos hace ni cosquillas, pero preferimos coquetear con otros y tener relaciones clandestinas, antes que enfrentar la realidad de una conversación y separación.

-Nos quejamos de nuestro trabajo, pero no hacemos nada por buscar otro.

-Nos encantaría volver a tener el cuerpo de hace 10 años, pero no cambiamos nuestros hábitos alimenticios.

La zona de confort, es un compuesto de estrategias y actitudes que utilizamos a menudo y con las que nos sentimos confortables, instalándose en nuestra manera de actuar porque nos sentimos seguros. Es una zona que sólo abarca lo conocido, ese ambiente donde estamos a gusto y  nos hace sentir seguros porque todo está bajo nuestro control.

Es muy fácil quedarse en esa zona de confort, por eso hay malos matrimonios eternos, por eso hay gente que vive su vida insatisfecha y lo acepta como una realidad que no puede cambiar. Lo malo es que esa pasividad y rutina nos puede llevar fácilmente a la depresión.

Antes de que eso suceda, sería muy bueno que analicemos si estamos ahí.

Veamos algunos síntomas de que estamos en esa zona:

– Desmotivación que nos impide crecer emocional y productivamente.

– Vivir inmerso en la misma rutina todo el tiempo y con miedo permanente a tomar algunos riesgos en cualquier ámbito.

– Sensación de aislamiento de la sociedad, vivir solo sin atreverse a iniciar el contacto social.

– Sensación de tristeza y soledad, que en casos más graves puede llevar a la depresión.

¿Cómo salirnos de esa condenada zona de confort?

¡CON VALENTÍA! ahí está el asunto, muchas veces cuando enfrentamos el miedo, nos damos cuenta que no era tan fuerte como lo imaginábamos.

Al ir  consiguiendo pequeños objetivos ganamos en autoconfianza, vamos creyendo en nuestra eficacia para alcanzar metas. Cuando hay ansiedad e incomodidad la mente pone excusas para volver a su estado de comodidad, con lo que es mejor anticipar las posibles autoexcusas y verlas como artimañas, cuyo objetivo es racionalizar el dejar de esforzarse por salir. Entonces una buena técnica es mentalizarse para actuar en sentido contrario a lo que nos pida el cuerpo, asumiendo que un poco de ansiedad es positiva para mejorar nuestro rendimiento y aumentar nuestra flexibilidad mental.

Este es un buen momento para que hagamos una pausa, para que conversemos con nosotros mismos y veamos que nos tiene mal, que nos tiene tristes e insatisfechos.

¿Qué es eso que nos molesta y no nos deja ser felices? Cuando tengás la respuesta, es hora de ACTUAR, porque nada se logra con saberlo, si no decidís cambiar tu realidad por otra mucha mejor, que te está esperando allá, donde vas a llegar si sos valiente.

¿Cómo querés que sea tu 2019?


San José será un museo a cielo abierto.

San José será un museo a cielo abierto.

¿Un 2018 para olvidar o recordar?

¿Un 2018 para olvidar o recordar?

Libros de poemas para dedicar

Libros de poemas para dedicar

Esa condenada zona de confort

Esa condenada zona de confort

Mis recomendaciones en Netflix

Mis recomendaciones en Netflix

ENCANTO de pies a cabeza.

ENCANTO de pies a cabeza.

Señorometro musical

Señorometro musical

¿Qué va a cantar Chayanne?

¿Qué va a cantar Chayanne?