Decir adiós con dignidad

Decir adiós con dignidad

Mi abuelo falleció luego de una larga agonía. Recuerdo en sus últimos días ponerle un espejito en la nariz, para ver si se nublaba y así saber si estaba respirando o no. Otro método que yo usaba para saber si seguía vivo, era ir a tocarlo, mientras no estuviera congelado, estaba vivo. Se me hizo costumbre, pasar a hacerle revisión varias veces al día. Las noches eran otra cosa, en las noches nos quedaba claro que seguía vivo porque gritaba por el dolor que sus heridas le causaban. Tenía úlceras en todo el cuerpo, porque su enfermedad lo había enviado a la cama y de ahí ya no se podía levantar. Ya no había forma de acomodarlo, no le quedaba espacio sin úlcera. No tenía cura.

Él no agonizó solo, todos lo hicimos con él. Cuando al fin descansó, no nos quedó más que alegrarnos por él. ¡YA NO SUFRIA MÁS!

PUBLICIDAD

En la casa, para esos mismos tiempo, teníamos perros, unos pastores alemanes divinos que nos hicieron muy felices. Cuando se ponían viejitos, se les caía la cadera, se empezaban a arrastrar y ya no se podían meter ni a la casita del patio cuando llovía. Recuerdo entonces, no soportar verlos arrastrase y que mi papá consiguiera algo que ¨los ponía a dormir¨  Sufríamos por ellos, pero nos alegrábamos de no verlos tan mal.

Es decir, que los perritos tuvieron un final mucho mejor que el de mi abuelo. Cuando pienso en eso, me da terror imaginar que mi mamá, mis hermanos o yo, tengamos que pasar por lo mismo que mi abuelo ¿POR QUÉ?

En días pasados, estuve leyendo mucho sobre la eutanasia, ya que a inicios de abril, se dio en España un caso que conmovió a todo ese país. Lo que sucedió, fue que Ángel Hernández, ayudó a morir a su esposa María José Carrasco. Ángel grabó el momento en el que le suministra a su esposa, el compuesto con el que minutos después moriría. Este compuesto lo habría conseguido ella misma, años atrás, cuando desde entonces tenía claro que no quería experimentar todo el largo y triste final de su enfermedad degenerativa. Aún así lo vivió, ya que cuando bebió el compuesto, tenía 30 años de padecer de esclerosis múltiple. Al final, ya no podía hablar, moverse, y casi  ni tragar.

Ángel como prueba de amor, cumplió con el deseo de su esposa, después de años de esperar una ley que sigue sin aprobarse en España a pesar del gran apoyo de la ciudadanía.  María José temía por lo que luego vendría para su esposo, por lo mismo esperó la ley, pero al no poder hacerlo más, se cubrieron dejando claro que lo que estaban haciendo lo hacían por solicitud de ella.  Ángel fue llevado a la cárcel y al día siguiente liberado. En este momento está siendo investigado y podría ir a la cárcel. Este triste caso, trajo a la  actualidad y al debate el tema de la eutanasia, el derecho a una muerte digna.

Dicho debate, llegó a nuestro país, con la solicitud de proyecto de ley, que el pasado 1 de mayo, realizó la diputada del PAC, Paola Mora. El proyecto se basa en conseguir las garantías mínimas para pacientes terminales, con el fin de promover una muerte sin dolor.

Dicho proyecto promueve la eutanasia en caso de que la persona decida que no desea seguir viviendo en las condiciones terminales en las que se encuentra.

Lo importante de que este proyecto de ley se apruebe, es que si a futuro nosotros o uno de nuestros seres queridos, se encuentra en esa triste situación, podríamos ELEGIR parar ese sufrimiento.

De todo corazón, añoro que en Costa Rica, podamos seguir los pasos de Colombia, Holanda, Bélgica y Canadá donde ya la eutanasia es parte de sus leyes.

Si nos parte el alma ver sufrir a nuestra mascota cuando ya no se puede hacer nada por ella, y por  lo mismo las ayudamos a dejar de sufrir ¿cómo es que no podemos ayudar a nuestra familia o pedir por clemencia para nosotros mismos en una situación así?

Que el tema esté sobre el tapete, es un avance.


Vamonos a cantar un mundo ideal con Jasmine

Vamonos a cantar un mundo ideal con Jasmine

EL BEEP DE LA ALARMA QUE IGNORAMOS

EL BEEP DE LA ALARMA QUE IGNORAMOS

Duelo de bonitas contra feas ¿es en serio?

Duelo de bonitas contra feas ¿es en serio?

Mi propia heroína

Mi propia heroína

¿Sabés lo que es la Blefaroplastía? ¡Está muy bueno saberlo!

¿Sabés lo que es la Blefaroplastía? ¡Está muy bueno saberlo!

El cosmético favorito de las mujeres

El cosmético favorito de las mujeres

5 fáciles pasos para engordar

5 fáciles pasos para engordar

Lo ajeno del cuerpo

Lo ajeno del cuerpo