¿Cómo y cuando empezar a hablar con los hijos de sexo?

¿Cómo y cuando empezar a hablar con los hijos de sexo?

¡Qué desafío se nos presenta a los padres a la hora de tocar el tema del sexo con los hijos!

A mi de pequeña no me hablaron nada de eso, todo lo aprendí en la calle, era tabú en mi casa. Con mi hija no quise que así fuera, así que siempre me he esforzado por ser lo más clara y natural con ella en este tema. Claro, al inicio uno no sabe ni cómo, ni hasta donde contar.

PUBLICIDAD

Le pedí a mi amiga Paula Barcelli, Psicóloga Clínica y Consultora en Disciplina Positiva, que nos guiara en la forma correcta de llevar este tema con nuestros hijos y esto fue lo que nos escribió:

Ser padres implica muchísimos retos, pero nunca tantos como en la actualidad, cuando la información sobreabunda y es fácil naufragar entre tantos estilos, consejos y guías.

No hay una edad en la que se recomiende empezar a tocar el tema a solicitud del niño, ni una conducta específica que el niño manifieste respecto a la sexualidad, sin embargo, podemos afirmar que desde que el niño nace se le va educando con nuestros valores y creencias.

Primeramente, trabaje en usted mismo el sentirse cómodo llamando a cada parte, situación y función con los nombres correctos, de esta forma será fácil para usted utilizar el término preciso (pene, vagina, sexo, vulva, erección, etc) durante el cambio de pañal, el baño diario, la auto-exploración que hacen en estas primeras etapas. Alrededor de los dos años se introduce el tema de tocamientos apropiados e inadecuados y reforzamos que nadie debe tocarles las partes privadas además de nuestros padres o médicos por salud o higiene. Las conversaciones sobre el contacto seguro deben continuar en todas las edades y etapas. La creación de nombres alternativos indica a los niños que hay algo malo o vergonzoso respecto a ese tema o a esa parte de su cuerpo.

Cuando su hijo tenga una curiosidad natural, puede tomar esto como guía para conversar. A menudo, esto ocurre durante el baño o cuando los niños están expuestos a los genitales de otro niño durante un cambio de pañal, etc. La sexualidad humana es natural y sana, y pensando siempre así, se pueden tener muchas conversaciones casuales, adecuadas para la edad del niño.

Algunas recomendaciones al momento de abordar estos temas con niños PEQUEÑOS:

  • Cuando su hijo pregunte sobre las partes del cuerpo, las toallas sanitarias o cómo se hacen los bebés, aproveche esta buena oportunidad para asentar las bases básicas: “la mujer tiene un óvulo y el hombre un espermatozoide, y juntos crean un bebé”. Simple, corto y sin menospreciar la inteligencia y curiosidad del niño.
  • Comparta sus propios valores sobre el sexo, las relaciones y la intimidad: para los chicos es genial conocer los valores de sus padres. Esfuércese en no decirle a sus hijos que los valores de los otros son incorrectos, malos, o que ellos tienen que atacar a los que piensen distinto (recuerde que usted está ayudándole a sus hijos a tener sus propios valores) Y modele con el ejemplo, ya que los niños aprenden más del modelaje que del discurso.
  • Haga preguntas, eso ayuda a que su hijo guíe la conversación y le dé a usted un poco más de información sobre lo que sabe y de dónde obtiene la información.
  • Tenga cortas conversaciones casuales en vez de una larga charla sobre sexo.
  • Anímelos a volver a usted cuando surjan más preguntas.Es vital que construya una alianza confiable, así que anímelos a que vuelvan a usted con cualquier pregunta y usted hará lo mejor por contestarles.
  • Propicie espacios de curiosidad: Cuando se tienen valores y creencias realmente fuertes, podemos decirles a nuestros hijos cómo “debería” ser o la forma “correcta” de ser. Sin embargo, si se propicia un espacio de curiosidad, los está capacitando para crear eso por sí mismos y desarrollar el pensamiento crítico, aumentando su confianza y autoestima.
  • Concéntrese en estar abierto en estas conversaciones en vez de mantener una posición inflexible de estar siempre en lo correcto, su hijo se lo agradecerá con confianza.
  • Trata de ser objetivo y evitar juicios y sermones, ya que esto solo logra alejar a los hijos de sus padres.
  • No asuma que ellos saben o no saben algo, pídales que verifiquen su conocimiento.No es necesario cuestionarlos o atacarlos. Y se les consulta si pueden hablar de algún tema en específico.
  • Empodere al niño: Hágale saber que merecen sentirse honrados en sus relaciones, tener su propio espacio, sus amigos, incluir a la familia y sentirse bien sobre quienes son. Enséñesle a esperar un toma y dame en las relaciones.
  • Evite el choteo y no comparta con terceras personas lo que en total confianza lo comenta con usted.
  • Vivir con el ejemplo: Si tiene una relación sana, hágaselo saber a sus hijos, deje que ellos sean testigos de cómo resuelven pacíficamente un conflicto (en estas edades se dan agresiones de niños a niñas y los docentes o padres lo justifican diciendo: es porque le gusta!).

Recuerde: Evitar el tema no impide que nuestros niños lo aprendan, y las fuentes no son las más confiables. La responsabilidad del manejo de este tema recae en los padres para guiar y controlar la conversación antes de que el niño reciba información errónea.

Licda. Paula Barcelli

Psicóloga clínica

Consultora en Disciplina Positiva

Dejaremos para una segunda nota, el cómo hablar con hijos ADOLESCENTES sobre sexo.


#YOCONFIESO ¡He sido CELOSA!

#YOCONFIESO ¡He sido CELOSA!

10 batidos verdes saludables

10 batidos verdes saludables

La magia de las series de tv históricas

La magia de las series de tv históricas

MI VIDA CON NAPO

MI VIDA CON NAPO

Las Lola-Pymes

Las Lola-Pymes

El Rey ha vuelto

El Rey ha vuelto

La Universidad de los pequeños

La Universidad de los pequeños

Curiosidades de La Casa de Papel

Curiosidades de La Casa de Papel