La hora del recuento…

La hora del recuento…

Es inevitable llegar a estar altura del año y no empezar a repasar lo bien o mal que nos fue en el 2015. Todos los diciembre empezamos a crear una lista en la que colocamos nuestras metas.

Esa lista suele ser imaginaria, ¡pero bien que la recordamos!

Al pasar los 365 días, puede ser que nos alegremos mucho de haberlas logrado, o puede ser que sigamos acumulando algunas y desechado del todo otras.

Desechar una meta es totalmente válido ya que en poco tiempo algo que nos parecía importante, puede dejar de serlo.

Arrastrar metas también es permitido ya que hay cosas que no se logran conseguir en solo un año.

Lo que no está permitido es fracasar del todo. ¡Qué fácil es escribirlo, pero que difícil enfrentarlo!

La gran mayoría de nosotras llega a fin de año, sabiendo que muchas cosas que queríamos hacer no las logramos ya sea por falta de empeño o muchos otros factores ajenos a nosotras que nos pudieron haber afectado.

Lo triste es sacar cuentas y estar en rojo, saber que pudimos ser mejores y no lo fuimos. Pero todo eso puede cambiar, si a la hora del recuento te encontrás con ganas de volver a empezar y tirar abajo las excusas.

Cuestión de silenciarlo todo, tener un rato con nosotras mismas y analizar que fue lo que en el 2015 no nos permitió crecer, pero hacerlo sinceramente, sin solo buscar culpables afuera.

Una vez que lo sepamos toca toca pelear como fieras, desear suerte y tener esperanza no basta.

Arranquemos el año positivas, pero sobre todo con ganas de tirar al basurero lo que no nos deja alcanzar una mayor felicidad. Les deseo de todo corazón, un 2016 bien luchado, bien fuerte para que el recuento del próximo diciembre venga con título de graduación, un título que diga: ¡LO LOGRASTE!


¿Quién es Román Macaya?
¿Quién es Román Macaya?

Tengo 27 días de saber que tengo COVID-19
Tengo 27 días de saber que tengo COVID-19

A MI BEBÉ LE DIO COVID-19
A MI BEBÉ LE DIO COVID-19

¡Yo he estado internada en la UCI!
¡Yo he estado internada en la UCI!