Amigas que curan

Amigas que curan

¿Quién no ha sentido que se “muere” si no le puede contar algo, realmente importante, a esa mejor amiga del alma, con la que comparte todo?

Esa amiga que ya seguro sabe lo que le vamos a decir antes que agarremos aire para hablar, pero que igual para nosotras es una verdadera urgencia hablar con ella!

PUBLICIDAD

Siempre he creído que ese concepto que nos venden de las “almas gemelas”, pensando solo en parejas románticas, se queda más que corto cuando oigo historias de tantas mujeres hablando de sus mejores amigas, porque yo a eso también le llamaría “almas gemelas”!!

Y es que para estar claros, el término alma gemela en realidad aplica para todas esas conexiones emocionales, mágicas y maravillosas, que logramos establecer con diferentes personas a lo largo de nuestra vida.

Yo amo a mis amigas del alma. Mis hermanas a las que yo elegí, mis mujeres Chamanas que me curan la tristeza y el alma y que sostienen mi fuerza junto con la de ellas.

Yo no podría vivir sin esa tribu de mujeres especiales y poderosas que he ido encontrando en el camino y con las que he ido construyendo un vínculo especial. Esas amigas que me cambian el color del día con solo que me oigan o me hagan reír, o mejor aún, las que empiezan a llorar antes que yo cuando hay que llorar!

Ellas son nuestra mejor medicina, nuestra terapia de lujo, nuestro mejor masaje y la pastilla más efectiva para dormir.

Yo las adoro a todas. A las cercanas, a las que no piden permiso, a las que no lo necesitan. A las que nos dicen lo que ocupamos oír y no lo que queremos creer. A las que nos obligan a levantarnos, contra nuestra gana y voluntad. Las que se esperan hasta que podamos hablar y también a las que nos presionan para que nos podamos desahogar.

Las mujeres por salud mental y emocional, por naturaleza y porque lo llevamos grabado en el ADN, necesitamos, SÍ, NECESITAMOS, reunirnos, abrazarnos, acompañarnos, cuidarnos y fortalecernos unas a otras.

Así hemos sobrevivido, así hemos evolucionado. Así hemos cazado cuando nos tocaba hacerlo a nosotras muchos siglos atrás. Así hemos criado a los hijos, así hemos sostenido comunidades y así es como hemos sacado adelante los sueños y los proyectos que se gestan tanto en nuestro vientre como en nuestro corazón.

Las amigas no solo nos curan sino que también nos dan poder, porque nos dan vida y nos dan ganas de seguir avanzando sin detenernos nunca.

Esas mismas amigas, a las que también sostenemos, cuando ellas necesitan de nosotras. Hermoso el poder de cura que tenemos y encontramos en esta increíble experiencia de amistad.

 


San José será un museo a cielo abierto.

San José será un museo a cielo abierto.

¿Un 2018 para olvidar o recordar?

¿Un 2018 para olvidar o recordar?

Libros de poemas para dedicar

Libros de poemas para dedicar

Esa condenada zona de confort

Esa condenada zona de confort

Mis recomendaciones en Netflix

Mis recomendaciones en Netflix

ENCANTO de pies a cabeza.

ENCANTO de pies a cabeza.

Señorometro musical

Señorometro musical

¿Qué va a cantar Chayanne?

¿Qué va a cantar Chayanne?