¡Un día a la vez!

¡Un día a la vez!

Cuando no entendás ni lo que sentís y no sepás por dónde empezar, solo respirá.

Quedate quieta y respirá.

PUBLICIDAD

Cuando el peso del mundo y los problemas se arrastren colgando de tus pies, pensá que todos los caminos que has andado, se han caminado un paso a la vez.

Todo lo que has vivido, todos tus viajes físicos y emocionales no han sucedido sin un antes y sin un después, todo ha tomado su tiempo y a todos tus destinos has llegado, viajando un día a la vez.

Puede que cuando veas hacia atrás, no entendás ni como saliste de aquella situación y puede que tengás la sensación de que todo siempre pasó muy rápido, pero no, no fue así. Que no se te olvide nunca, que todo pasó un momento y un día a la vez.

Todos esos recuerdos, los felices y los no tanto, todas esas experiencias han pasado un día a la vez, una cosa a la vez. Una sonrisa y una lágrima a la vez.

No te dejés abrumar por la realidad que solo sabe vivir en el hoy y en el ahora, dale la vuelta a ese sentir y pensá que por algo es que funciona así, porque sino, ¿cómo haríamos para resolver todo de una sola vez?

No aprendiste a leer en una mañana. No saliste del colegio en una tarde. No aprendiste a ser mejor hermana, amiga ni esposa, en un par de horas. Tampoco aprendiste a ser mamá en un curso de fin de semana.

Seguís aprendiendo cada día, y entre más aprendés, más sentís que necesitás saber, ¿cierto?

Pues bueno, todo, absolutamente todo en esta vida, ha sucedido y seguirá sucediendo un día a la vez, una emoción a la vez y un intento a la vez.

No te dejés desesperar por el tiempo en que otros quieren que vos respirés o reaccionés. Solo nosotros sabemos cuanto nos cuesta purgar un sentimiento, una pena, un malestar…

Si hay algo que es sagrado y que es tuyo y de nadie más, es el tiempo que se te está dando para que vivás.

Así que sentite en todo tu derecho y con toda libertad de vivir un día a la vez, a tu ritmo, a tu tiempo y al paso que dicte tu corazón.

Llegarás más feliz y mejor, donde sea que vayás, si te permitís vivir un día a la vez.

Recordar  el Ho´ponopono en momentos de crisis, siempre me alivia:

¨Lo siento, perdón, gracias, te amo¨  decilo cuántas veces lo necesités, ya sea para vos misma, para alguien mas o alguna situación en particular.

Respirar, soltar, no dejar que el agobio nos nuble..¡UN DÍA A LA VEZ!

 


Mendigos de amor

Mendigos de amor

Mendigos de amor

Mendigos de amor

No quiero ser princesa de Gales

No quiero ser princesa de Gales

Adiós al reinado del homofóbico

Adiós al reinado del homofóbico

La vida en cajas

La vida en cajas

Indispensables de la época lluviosa

Indispensables de la época lluviosa

3 Stand Ups Comedy de chicas

3 Stand Ups Comedy de chicas

Los mejores Stand Up femeninos de Netflix

Los mejores Stand Up femeninos de Netflix