A las primas…

A las primas…

De bebé, fui la muñeca con la que mis primas mayores jugaron a la mamá. De niña grande, fui yo la que jugué a la mamá con mis primitas bebé.

Los juguetes de Navidad, siempre los estrenamos juntas y a mis fiestas de cumpleaños infantiles, nunca faltaron.

PUBLICIDAD

Con ustedes disfruté días enteros de playa y mar, ahí en el reventadero donde la dignidad no existe, donde se nos salían los trajes de baño y los mocos. En esos días hermosos de interminable playa, aprendimos a nadar, a saltar olas y a jugar a los peinado locos.

Ya de adolescentes, la cosa se puso más divertida. Las teresas empiezan a crecer y ¿con quién mas que con ustedes iba a compartir ese orgullo? ¿con quién mas iba practicar los primeros pasos de baile? ¿quién podía ser mejor escucha y cómplice cuando inició el rollo de gustarme alguien?

Ya por ahí empezamos con las salidas a bailar, o a un concierto ¡y fuimos a tantos!, era más fácil pedir permiso si se iba con la legión de primas.

Bailes de colegio, la primer cerveza, el primer conflicto amoroso, en todo recuerdo a mis primas escuchando, sonriendo, loqueando, tapando las tortas.

Crecimos, empezaron los novios formales, algunos nos gustaron y otros del todo no. ¡Pobrecitos los que no, esos nunca tuvieron posibilidad alguna de quedarse en la familia!

Y la vida siguió su curso y cuando nos dimos cuenta, se vinieron las bodas ¡en las que obvio fuimos sus damas y madrinas! luego los baby shower ¡de nuevo madrinas! y morimos de amor con la llegada de esos bebés, que por supuesto son nuestros sobrinos ¡nada de primos segundos!

No recuerdo mi vida sin mis primas, ellas, las que han estado siempre y con las que espero seguir coleccionando historias, seguir haciendo vida juntas…por lo siglos de los siglos..¡AMÉN!


¿Cómo identificar si tu hijo necesita anteojos?

¿Cómo identificar si tu hijo necesita anteojos?

EL PRIMER BESO

EL PRIMER BESO

Seducción a punta de pestaña

Seducción a punta de pestaña

Por mi enfermedad, un embarazo no podía ser, pero...

Por mi enfermedad, un embarazo no podía ser, pero...

Adoptamos y luego me embaracé

Adoptamos y luego me embaracé

MONTANER ES AMOR

MONTANER ES AMOR

Soy mamá primeriza.

Soy mamá primeriza.

Ser mamá en los tiempos del internet

Ser mamá en los tiempos del internet