Los hombres que nos gustan.

Los hombres que nos gustan.

Ya sé, se parece a Miguel Ángel Silvestre en nuestros sueños, pero en la vida real, ¡está difícil! jajaja, así que el físico claro que importa, pero es solo una pequeña parte del gran pastel.

De un hombre nos gusta:

PUBLICIDAD

-Su seguridad. Así es, porque no es posible andar con un individuo inseguro que se la pase imaginando que lo vamos a cambiar por cualquiera. Un hombre que sabe lo que vale, y nos lo hace sentir sin pretensiones, nos cautiva.

-Su sonrisa. Una gran y sincera sonrisa, nos derrite. Hombres, no teman sonreír. El tipo que juega de interesante, no se nos hace tan atractivo como el que se ríe con nosotras.

-Su inteligencia. Si a la sonrisa, le agregamos que con él se puede hablar de todo, sin que se ponga a jugar de vivo y monopolice la conversación ¡todo bien! Es muy bonito topar con un hombre que siempre tiene ganas de aprender más pero no se las da de sabiondo.

-Su responsabilidad. No se trata de que sean Monseñor, se trata de que sean buenas personas, que cumplan con lo que dicen. Que dan la cara y no se escondan cobardemente ante sus responsabilidades laborales, financieras o familiares.

-Su estabilidad. Sí, y hablo de estabilidad económica, porque uno no puede pensar en hacer familia con alguien que en lugar de aportar a la familia, le resta. Debe haber un equilibrio en el que los dos aporten.

Que sepan disfrutar de la vida. Que disfruten sus pasiones y le den rienda suelta a su creatividad.

-Que sean buenos amantes. Así es, porque la verdad, uno no puede con el mal sexo. Un hombre que sabe hacernos el amor, se va a ganar que le hagamos lo mismo a él. De lo bueno, siempre queremos más. Del mal polvo, NO.

-Equilibrados. Nos encanta lo masculino: el poder, la fuerza, la seguridad, la decisión… Pero también la dulzura, la capacidad de sentir y expresar emociones. ¿No han notado como nos derretimos cuando los vemos chinear un bebé o un cachorro?

Y hablando de derretimientos…

 

-Su empatía. Un hombre que nos sabe escuchar, que no tema crear un vínculo emocional, es decir que sepa mostrar empatía nos resulta muy atractivo.

Para que un hombre nos guste de verdad y consideremos compartir nuestros días junto a él, la cosa va más allá de su cabello y su sonrisa. Necesitamos saber que ese hombre no va a ser machista, ni acaparador. Que a su lado podremos crecer y no estancarnos, mucho menos enjaularnos.  Que en lugar de problemas nos va a traer paz, porque si sentimos paz a su lado, lo conseguimos todo.

 


#YOCONFIESO ¡He sido CELOSA!

#YOCONFIESO ¡He sido CELOSA!

10 batidos verdes saludables

10 batidos verdes saludables

La magia de las series de tv históricas

La magia de las series de tv históricas

MI VIDA CON NAPO

MI VIDA CON NAPO

Las Lola-Pymes

Las Lola-Pymes

El Rey ha vuelto

El Rey ha vuelto

La Universidad de los pequeños

La Universidad de los pequeños

Curiosidades de La Casa de Papel

Curiosidades de La Casa de Papel