En el Día Mundial de la Salud Mental: Hablemos de SUICIDIO.

En el Día Mundial de la Salud Mental: Hablemos de SUICIDIO.

Tuve una prima, que más que prima era MI HERMANA.

Con ella pasé mi infancia y adolescencia divirtiéndonos como si no hubiera un mañana.

PUBLICIDAD

Ahora veo que en efecto no había un mañana, NO UNO PARA ELLA.

Sandy se pegó un balazo cuando solo tenía 25 años.

Ella era una mujer espectacular, que brillaba en cualquier sitio al que iba con su desbordante personalidad.

Sandy se enfermó, varias situaciones se juntaron y se deprimió. Terminó suicidándose. Tenía toda una hermosa vida por delante, pero su enfermedad no le permitió verlo y se fue.

¿Cuántas Sandys más nos rodean? ¿Cuánta gente anda con enfermedades mentales que acaban con su vida?

Hoy 10 de octubre es el Día Mundial de la Salud Mental y por eso quise que habláramos de un tema, que por lo general callo, porque es MUY DOLOROSO, pero del que deberíamos hablar más para prevenir.

Cada año, la conmemoración por el Día de la Salud Mental tiene un tema, el de este año es: PREVENCIÓN DEL SUICIDIO.

Según la Organización Mundial de la Salud, Cada año, cerca de 800 000 personas se suicidan, y otras muchas intentan hacerlo. El suicidio figura entre las 20 causas de defunción más importantes a todas las edades a nivel mundial.

Cada suicidio es una tragedia que afecta a una familia, a una comunidad o a todo un país y que tiene consecuencias duraderas en las personas cercanas a la víctima. El suicidio no respeta edades y es la segunda causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años.

En Costa Rica la tasa nacional de suicidio pasó de 6,4 en el 2017 a 7,2 por cada 100 mil personas en el 2018, en línea con una tendencia creciente desde los 80´s y los intentos de suicidio crecieron un 65%, según datos del INEC. ¡¡ES ALARMANTE!!

 Esos números se vuelven aún más tristes si consideramos que en nuestro país se reporta sólo la tercera parte de los casos de suicidio, según el informe regional “Mortalidad por suicidio en las Américas” de la OMS.

Así que este es un tema ¡¡¡PARA HABLARLO!! ¡¡PARA GRITARLO!!!

La psicóloga Susana Fernández nos ayuda con el tema.

¿Qué hace que una persona quiera acabar con su vida? 

Son variadas, pero las más frecuentes suelen ser:

-Sufrir depresión y/o trastornos psiquiátricos, como esquizofrenia.

-Abusar de sustancias psicoactivas (alcohol u otras drogas).

-Situación de estrés laboral o académico.

-Pérdida o problemas de pareja, agudizado en adolescentes.

-Dificultades económicas.

-Falta de apoyo familiar y/o social.

En cualquier caso, la decisión de suicidarse no suele llegar repentinamente, se va gestando poco a poco hasta que llega un momento en que la idea de muerte se siente como la única salida.

Parece que no existe otra solución y se convierte en la forma de eliminar o huir de un sufrimiento que va en aumento.

¿Cuáles síntomas suelen presentar?

-Dan señales verbales negativas sobre su vida como: “Ya no sirvo para nada”, “Esta vida es un asco”“Mi vida no tiene sentido”.

-Ven el futuro de forma negativa: Lo mío no tiene solución” “Las cosas no van a cambiar nunca”

-Algunos llegan a decir las palabras exactas como: “Me gustaría desaparecer” “No quiero seguir viviendo”

Además de las señales verbales, el comportamiento también nos lo puede indicar, ya que sufren cambios en la conducta (abuso de alcohol, deja de ir a trabajar, no asistir a sus grupos…) Empiezan a regalar objetos personales y muy queridos y hasta podrían decirnos palabras que suenen a despedida.

¿Qué podemos hacer?

-PREGUNTAR Y ESCUCHAR.

Sí, prestarle oído y dejar que se desahogue. Muchas veces nos sabemos como enfrentar el tema, pero es mejor hacerlo. Escuchar sin sermonear y buscar ayuda profesional.

Es importante prestarle atención a los hábitos de sueño, y alimentación de la persona.

-LIMITAR EL ACCESO A MEDIOS LESIVOS.

Mantener fuera de su alcance cuchillos, armas, medicamentos, alcohol.

-PEDIR AYUDA.

Los Centros de Salud tienen protocolos de ayuda profesionales, no dudés en acudir a ellos.

Nuestra principal labor es detectar las señales y guiar para que los que saben tratar el tema lo hagan.

Ojalá yo hubiera estado más atenta, ojalá NO hubiera estado tan confiada, debí tener más malicia para detectar que el desastre venía en camino.

Ya pasé por muchas etapas, me culpé por mucho tiempo, ahora sé que lo que pasó fue una decisión solo de ella.

Han pasado 13 años, Sandy tendría apenas 38 años, no hay día que no la piense y la extrañe. Ojalá ustedes no tengan que pasar por esto, es un camino tortuoso.

San yo sé que ahora es uno de mis ángeles guardianes. Te abrazo hasta lo más profundo, colocha querida. Siempre en mi mente.

 


SEXO CON EL SEMÁFORO EN ROJO

SEXO CON EL SEMÁFORO EN ROJO

¡El placer de comer como españoles en IBERIK!

¡El placer de comer como españoles en IBERIK!

¿Cómo aprovechar mi aguinaldo de la mejor forma?

¿Cómo aprovechar mi aguinaldo de la mejor forma?

Ricardo Bernal, el

Ricardo Bernal, el "mexitico" que quiere conquistar a las ticas con su voz

Nicole Alfaro: La primera costarricense de 14 años en clasificar al ranking mundial de tenis

Nicole Alfaro: La primera costarricense de 14 años en clasificar al ranking mundial de tenis

Somos el fruto de la violencia con la que nos criaron

Somos el fruto de la violencia con la que nos criaron

¿Por qué ayudar nos hace bueno?

¿Por qué ayudar nos hace bueno?

¿Cómo llegó Yatra a meterse en nuestros hogares?

¿Cómo llegó Yatra a meterse en nuestros hogares?