La hora del aplauso en Madrid

La hora del aplauso en Madrid

Mi amiga Karina McDonald está en Madrid con su hija y su madre. Allá son testigos de la tristeza diaria de nuevos contagios y muertes. Al día de hoy, España suma 47.160 contagios y 3434 personas han perdido la vida.

En medio de tanta angustia, hay una sola hora, 1 hora diaria que es hermosa y de ella Karina nos habla en este texto que nos escribió.

PUBLICIDAD

Las dejo con Karina.

«La pandemia que golpea al mundo entero y que lastimosamente se ensaña más cruelmente con los adultos mayores, ha contagiado a hoy, ya a más de 47 mil personas aquí en España.

Entramos en estado de alarma hace más de 15 días y las medidas rígidas nos tienen a todos limitados a salir con el fin de limitar el contagio del coronavirus.

En este país llegó la primavera y este año no tuvo protagonismo. Todos, a excepción de unos pocos, estamos en pleno confinamiento.

Nos enteramos que es de día o noche por la luz natural, la noción del tiempo se pierde, el contacto humano está prohibido hasta nuevo aviso.

Sin embargo hay un único momento feliz al día, un receso en el cual la desgracia se pausa y por tres minutos, somos humanos felices de nuevo.

Tipo 7:58 p.m las cortinas de todas las casas se corren, los carteles con mensajes de agradecimiento o motivación y banderas de España, aparecen en manos de grandes y chicos emocionados.

Ya ahí todos juntos, al ser las 8pm comenzamos a aplaudir dando lugar al histórico APLAUSO SANITARIO.

Este aplauso es diario desde que comenzó esta pesadilla y va dedicado a esas personas que les comenté anteriormente, esos trabajadores que deben salir a diario a salvarnos la vida: empleados de supermercados, farmacias, clínicas, hospitales, casas de cuido para adultos mayores, recolectores de basura (acá la basura se recoge diario), policías y demás relacionados a esta emergencia sanitaria.

Los bomberos, camiones de recolección de basura, policías y ejército, hacen caravanas diarias y se parquean frente a los hospitales y clínicas. Ahí aplauden, suenan sus bocinas y encienden sus sirenas.

 

Los programas de televisión o radio pausan sus programaciones y también aplauden, en resumen: acá en España, todos aplaudimos diario y ese aplauso no solo nos pone la piel de gallina o nos saca lagrimas, ese aplauso nos reúne día con día devolviéndonos la esperanza en que esto terminará, y aunque estemos solos en casa, es ahí donde debemos quedarnos.

Acá ya miles perdieron la batalla contra el maldito virus, pero para ellos también es el aplauso, porque lucharon hasta el final y les hicimos saber que acá estamos luchando desde casa, esta es una lucha de todos.

Para terminar, he de contarles que hay casos de sobrevivientes que afirman haber escuchado nuestro aplauso y sentir nuestro apoyo, por esa misma razón no dejaremos de aplaudir en lo que para nosotros es: nuestra hora feliz..»

 

¿Son o no los aplausos necesarios? POR SUPUESTO QUE LO SON.


EL CLOSET Y LA TÉCNICA DEL VACÍO.

EL CLOSET Y LA TÉCNICA DEL VACÍO.

Soy esposa de un médico

Soy esposa de un médico

La hora del aplauso en Madrid

La hora del aplauso en Madrid

Pacientes crónicos recibirán medicamentos en su hogar

Pacientes crónicos recibirán medicamentos en su hogar

Pa' servirle a ud y a la patria

Pa' servirle a ud y a la patria

¿Con entradas para el concierto de Carlos Rivera?

¿Con entradas para el concierto de Carlos Rivera?

Tengo Lupus, soy de esas personas vulnerables...

Tengo Lupus, soy de esas personas vulnerables...

Ayúdennos para poderlos ayudar

Ayúdennos para poderlos ayudar